Con la tecnología de Blogger.

Entradas recientes

Venezuela

América Latina

Anarquismo hoy

Autonomia

Luchas de los trabajadores

Medio ambiente

Militarismo

Extractivismo

Feminismo

Videos

Audios

martes, 23 de agosto de 2016

23 de Agosto: Sacco y Vanzetti a 89 años de su muerte



Luca Ermili


Culpables de ser anarquistas y trabajadores, Sacco y Vanzetti fueron ejecutados por electrocución en la silla eléctrica el 23 de agosto de 1927.

En un contexto mundial conmocionado por el triunfo de la Revolución Rusa y el fin de la Primera Guerra Mundial, donde la burguesía asustada por el “terror rojo” fomentaba la xenofobia y el odio general por los extranjeros, comunistas, anarquistas y socialistas. Nicola y Bartolomeo eran acusados de cometer un presunto robo a mano armada y el asesinato de dos personas en 1920 en South Braintree, Massachusetts. Luego de 7 extensos años de juicio, con escasas pruebas y falsos testimonios, fueron encontrados culpables.

Su encarcelamiento y ejecución generaron comités pro Sacco y Vanzetti y protestas masivas de trabajadores en Nueva York, Londres, Buenos Aires, Ámsterdam, Tokio y huelgas en distintas ciudades del mundo.

Semanas previas a la ejecución, el 9 de agosto de 1927 en Chicago, la huelga general es seguida por 16.000 obreros. En Nueva York, por 150 mil personas según la policía. En Montevideo, Uruguay la huelga de 24 horas fue multitudinaria, al igual que en Asunción, Paraguay. En Argentina también, miles de trabajadores fueron reprimidos por manifestarse, pidiendo la justicia que las instituciones burguesas se negaban a otorgar.

La clase obrera unida y sin fronteras para defender a los suyos, protestando para que no se ejecute a los que luchan. Eso, que querían erradicar de la faz de la tierra, que era un martirio para los capitalistas, una “peste revolucionaria”, fue producto de la ejecución del pescador Vanzetti y del zapatero Sacco.

La sangre obrera es sangre y es bandera. Aquella ejecución injusta e infame no generó más que protestas y huelgas por todo el mundo. Sus nombres, aún causadores de polémica en Estados Unidos, resuenan cada vez que una injusticia es cometida sobre la clase obrera, como en el caso de los petroleros de las Heras por ejemplo.

Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti, presentes en el consciente colectivo, ardiendo en el tiempo.



Conozcan a Moxie Marlinspike, el anarquista que trae el cifrado para todos nosotros



Andy Greenberg (@a_greenberg)


En el primer día de la extensa conferencia RSA de la industria de seguridad en San Francisco, una pantalla gigante que cubre la pared del cavernoso recibidor del Centro Moscone hace ciclos por los nombres y fotos de los oradores principales: el director de la Agencia de Seguridad Nacional, Michael Rogers, con sus ojos de acero y en un uniforme militar; los barbudos y bien vestidos Whitfield Diffie y Ron Rivest, inventores legendarios de protocolos de encriptación seminales que hicieron del Internet un lugar seguro para la comunicación y el comercio. Y luego está Moxie Marlinspike, mirando sombríamente en la distancia con una camiseta de básquetbol y un casco de 18 pulgadas de altura con forma de espárrago gigante. “Era la única foto que pude encontrar,” comenta Marlinspike inexpresivo mientras caminamos en el edificio.

Incluso sin el gorro de verduras, la altura 6’2 y el moño de trenzas rubias de Marlinspike no encaja en el perfil habitual de los académicos del mundo del cifrado, ni los tipos corporativos de la RSA. Sin embargo, caminando hacia el salón en el que está llamado a hablar para el Panel Anual de Criptógrafos, me dice que no es su primera vez en la conferencia.

De hecho, cuando Marlinspike hizo su visita debut a la RSA hace 20 años, siendo un adolescente, éste no estaba invitado. Atraído por la promesa de ver a sus héroes criptógrafos en persona, se coló y de alguna manera se hizo con una credencial de la conferencia sin pagar la cuota de inscripción de mil dolares. Más tarde, cometió el error de entregarlo a sus amigos que estaban más interesados en almorzar que en escuchar acerca de generadores de números pseudo-aleatorios. Fueron avistados y expulsados. Los organizadores de la RSA deben haber ido tan lejos como para informar de la travesura de Marlinspike a las fuerzas de la ley, dice; años más tarde pidió a el FBI su archivo y descubrió una referencia al incidente.

Un hombre de mediana edad con una chaqueta deportiva y pantalones vaqueros se acerca a nosotros, llevando una edición del Wall Street Journal. Le da la mano y agradece a Marlinspike por la creación de la aplicación de mensajería cifrada Signal, que dice el hombre le fue recomendada a él por un amigo, un ex agente del FBI. Marlinspike me mira con las cejas levantadas.

Signal, ampliamente considerada como la más segura y más fácil de usar aplicación gratuita de mensajería y llamada de voz cifrada, es la razón por la que ha sido invitado a hablar como parte del mismo cripto Consejo Jedi que este había adorado cuando era adolescente. Marlinspike diseñó Signal para llevar el cifrado indescifrable al usuario común. Y esto a pesar de que todavía no se había puesto de manifiesto, en el momento de la conferencia en marzo, que el protocolo de encriptación de Signal se había integrado con WhatsApp, la aplicación de mensajería más popular del mundo, con más de mil millones de usuarios.

Para cualquier cypherpunk con un archivo del FBI, ya es una mañana interesante. En el mismo momento en que el Panel de Criptógrafos sube al escenario, Apple y el FBI están en el punto álgido de una batalla de seis semanas, discutiendo delante del Comité Judicial de la Cámara sobre la demanda del FBI contra Apple para que estos últimos ayuden a los primeros en acceder a un iPhone 5C cifrado, propiedad del asesino de San Bernardino, Syed Rizwan Farook. Antes de que termine la audiencia, el abogado general de Apple argumenta que ello sentaría un peligroso precedente legal, invitando a los gobiernos extranjeros para hacer demandas similares, y que el software de craqueo del cifrado podría ser cooptado por delincuentes o espías.

El enfrentamiento se convierte rápidamente en el tema central del panel en la RSA, y Marlinspike espera cortésmente por su turno para hablar. Luego hace un argumento mucho más simple y más radical que cualquiera presentado por Apple: Tal vez la policía no debería ser omnisciente. “Ellos ya tienen una enorme cantidad de información”, dice al salón lleno. Señala que el FBI había accedido a los registros de llamadas de Farook, así como una vieja copia de seguridad del teléfono. “Lo que el FBI parece estar diciendo es que necesitamos esto porque puede ser que falte algo. Oblicuamente, nos están pidiendo tomar pasos hacia un mundo en el que esto no es posible. Y no sé si eso es el mundo en que queremos vivir.”

Marlinspike continua este comentario con una declaración que prácticamente nadie más se dispondría hacer en público dentro de la comunidad de la privacidad: que sí, personas van a utilizar el cifrado para hacer cosas ilegales. Y ese puede ser el punto principal. “En realidad, yo creo que la aplicación de la ley debería ser difícil,” dice Marlinspike, mirando con calma a la multitud. “Y creo que en realidad debería ser posible romper la ley.”


En los últimos años Marlinspike se ha posicionado calmadamente a sí mismo en el frente de una guerra de cuarto de siglo de duración entre los defensores del cifrado y las fuerzas de la ley. Desde que se dispone públicamente de las primeras herramientas de cifrado fuerte en los años 90’s, el gobierno ha advertido de la amenaza que representa el “oscurecerse”, que este tipo de software podría paralizar los departamentos de policía y las agencias de inteligencia estadounidenses, lo que permitiría a los terroristas y criminales organizados operar con impunidad. En 1993 se intentó, sin éxito, implementar un sistema de puerta trasera llamado el Chip Clipper a modo de conseguir una vía alrededor del cifrado. En 2013, las filtraciones de Edward Snowden revelaron que la NSA había saboteado en secreto un estándar de cifrado utilizado en la década de 2000 y que desde 2007 la agencia había estado digiriendo una mezcla de datos de firmas de tecnología con y sin su cooperación. La batalla de Apple con el FBI sobre el iPhone de Farook destruyó cualquier pretensión de una tregua.

A medida que la guerra de la criptografía se intensifica una vez más, Signal y su protocolo han surgido como consentidos de la comunidad de la privacidad. El profesor de informática de Johns Hopkins, Matthew Green, recuerda que la primera vez que realizó una auditoría al código de Marlinspike, estaba tan impresionado que “literalmente descubrí una línea de baba corriendo por mi cara.”

Mientras Marlinspike puede presentarse a sí mismo como un extraño excéntrico, su habilidad para escribir software seguro le ha puesto en contacto con algunas de las mayores empresas de la industria de la tecnología. Durante un tiempo dirigió al equipo de seguridad de Twitter. Su acuerdo con WhatsApp significa que la compañía de propiedad de Facebook ahora utiliza sus herramientas para cifrar cada mensaje, imagen, video y llamadas de voz que viaja a través de su red mundial; en efecto Marlinspike ha permitido a la mayor red de comunicación extremo-a-extremo cifrada en la historia, transmitiendo más textos que todas las compañías de teléfono en el mundo combinadas. En mayo, Google reveló que también integraría Signal en el modo incógnito de su aplicación de mensajería Allo. Y el mes pasado, Facebook Messenger comenzó su propia implementación del protocolo en una función de cifrada llamada “conversaciones secretas”, que promete llevar Signal a cientos de millones más usuarios. “Todo el mundo está haciendo de esto el estándar para la mensajería cifrada”, dice Green.

Hasta ahora, los gobiernos no están teniendo mucha suerte empujando hacia atrás estas iniciativas. En marzo, la policía brasileña encarceló brevemente a un ejecutivo de Facebook después de que WhatsApp no cumpliera con una orden de vigilancia en una investigación de drogas. El mismo mes, el New York Times reveló que WhatsApp había recibido una orden de intervención telefónica del Departamento de Justicia de Estados Unidos. La empresa no habría podido cumplir, en cualquier caso, incluso si así lo quisiera. El cifrado de Marlinspike está diseñado para codificar las comunicaciones de tal manera que nadie más que las personas en cada extremo de la conversación puedan descifrarlos. “Moxie nos ha traído un sistema de cifrado de extremo-a-extremo de clase mundial con lo último en tecnología”, dice el co-fundador de WhatsApp, Brian Acton. “Quiero enfatizar: de clase mundial.”

Para Marlinspike, una fallida intervención telefónica puede significar una pequeña victoria. Un par de días después de las primeras filtraciones de Snowden, Marlinspike publicó un ensayo en su blog titulado “Todos Debemos Tener Algo Que Ocultar“, haciendo hincapié en que la privacidad permite que las personas experimenten con la infracción de la ley como un precursor para el progreso social. “Imagínese si hubiera una realidad alterna distópica donde la policía fuera 100% eficaz, de manera que los posibles infractores potenciales sabían que iban a ser inmediatamente identificados, detenidos, y encarcelados”, escribió. “¿Cómo pueden las personas haber decidido que la marihuana debería ser legal, si nadie la habría usado? ¿Cómo pueden los gobiernos decidir que el matrimonio entre personas del mismo sexo debe ser permitido?”.

Admite que delincuentes peligrosos y terroristas pueden utilizar aplicaciones como Signal y WhatsApp (la DAESH incluso ha distribuido un manual recomendando Signal). Sin embargo, sostiene que estos elementos siempre han tenido el incentivo y la capacidad de cifrar sus comunicaciones con las herramientas más difíciles de usar como el software de cifrado PGP. Su trabajo, dice, es hacer de esas protecciones posibles para la persona promedio sin mucha comprensión de la tecnología.

Para algunos, la lógica de Marlinspike no es tan hermética como su código. No todos los delincuentes son maestros tecnológicos; los asesinos de San Bernardino, por ejemplo. El ex abogado de la NSA de la Brookings Institution, Susan Hennessey, se pregunta quién determina qué transgresores de la ley merecen ser intervenidos, ¿si no un gobierno elegido democráticamente? Los estadounidenses han acordado ampliamente, sostiene, en permitir un cierto grado de vigilancia policial para prevenir crímenes verdaderamente aberrantes como la pornografía infantil, la trata de personas y el terrorismo. “Podríamos establecer nuestras leyes para rechazar de plano la vigilancia, pero no lo hemos hecho”, dice ella. “Hemos hecho un convenio colectivo en el que se deriva valor de algún grado de intrusión del gobierno.” Un portavoz del FBI, cuando se le preguntó sobre la filosofía de quebrantar la ley de Marlinspike, respondió: “La Primera Enmienda protege a las personas que posean cualquiera tipo de visión. Algunas de esas personas son miembros del KKK. No voy a participar en un debate con él “.

Marlinspike no está particularmente interesado en un debate, igualmente; su decisión estaba tomada desde hace mucho tiempo, durante años viviendo como un anarquista en los márgenes de la sociedad. “Desde muy temprano en mi vida he tenido la idea de que los policías pueden hacer lo que quieran, que ellos no están en tu equipo”, Marlinspike me dijo. “Que son una pandilla armada, racista”.

Marlinspike ve el cifrado como una medida preventiva contra un deslizamiento hacia el fascismo Orwelliano que hacen de la protesta y la desobediencia civil algo imposible, una amenaza que la traza tan atrás como las intervenciones telefónicas y chantaje del FBI de J. Edgar Hoover en contra de Martin Luther King Jr. “Moxie está compelido por los alborotadores de la historia y sus historias”, dice Tyler Reinhard, un diseñador que trabajó en Signal. “Él ve las herramientas de cifrado no como una estancia contra el estado directamente, pero asegurándose de que todavía hay espacio para que las personas tengan esas historias”.

Pregunten a Marlinspike que cuente su propia historia y, no es una sorpresa para un fanático de la privacidad, a menudo contestará con monosílabos, desvíos y sonrisas resguardadas. Pero cualquiera que se haya cruzado con él parece tener una anécdota de tallas grandes: cómo que una vez viajó en bicicleta a través de San Francisco llevando un mástil de velero de 40 pies de altura. El tiempo en que se decidió a aprender por sí mismo a pilotar un globo de aire caliente, compró uno usado de Craigslist, y pasó un mes en muletas después de chocar en el desierto. Un amigo jura que ha visto a Marlinspike jugar altas apuestas de piedra-papel-tijeras decenas de veces, con apuestas de cientos de dólares o muchas horas de su tiempo en la línea, y nunca lo ha visto perder.

Pero antes de que Marlinspike fuera un competidor sub-cultural para el “hombre más interesante del mundo”, era un niño que creció con un nombre diferente y mucho menos interesante en su partida de nacimiento, en algún lugar en una región del centro de Georgia, que él describe como “un gran Strip Mall “. Sus padres, que lo llamaban Moxie como un apodo, se separaron temprano en su juventud. Vivió mayor parte del tiempo con su madre, una secretaria y asistente legal en una serie de empresas. Cualquier otro detalle de la familia, al igual que su nombre real, son algunos de los temas personales que prefiere no comentar.

Marlinspike odiaba la monotonía mata-curiosidad de la escuela. Pero él tuvo la idea de tratar de programar video juegos en un Apple II en la biblioteca de la escuela. El computador tenía un intérprete Basic, pero sin disco duro o incluso una unidad de disquete para guardar su código. En su lugar, él volvía a escribir programas sencillos una y otra vez desde cero en cada reinicio, copiando los comandos de los manuales para hacer que formas llenaran la pantalla.

Navegando por la sección de informática de una librería local, el pre-adolescente Marlinspike encontró una copia de la revista 2600, el Catecismo de la escena hacker de los 90’s. Después de que su madre comprará una computadora de escritorio barata con un módem, la utilizó para rastrear servicios de exposición electrónica, hackear computadoras de sus amigos para hacer aparecer mensajes en sus pantallas, y ejecutar un programa de “war-dialer” desde la noche a la mañana, llegando a servidores distantes de manera aleatoria.

Para un estudiante medio aburrido, toda era una revelación. “Miras a tu alrededor y las cosas no se siente bien, pero nunca has estado en otro sitio y no sabes que es lo que te estás perdiendo”, dice Marlinspike. “Internet se sentía como un mundo secreto escondido dentro de éste”.

Para su adolescencia, Marlinspike trabajaba después de la escuela para una compañía alemana de software, escribiendo herramientas para desarrolladores. Después de graduarse de la escuela, apenas, se dirigió a Silicon Valley en 1999. “Pensé que sería como una novela de William Gibson,” dice. “En cambio, era sólo parques de oficinas y carreteras.” Sin empleo y sin hogar, pasó sus primeras noches en San Francisco durmiendo en el Alamo Square Park al lado de su ordenador de sobremesa.

Con el tiempo, Marlinspike encontró un trabajo de programación en WebLogic, propiedad de BEA. Pero casi tan pronto como había entrado en la industria de la tecnología, se quería salir, aburrido por la rutina de pasar 40 horas a la semana frente a un teclado. “¿Pensé, ‘¿Se supone que tengo que hacer esto todos los días durante el resto de mi vida?'”, recuerda. “Me interesé en experimentar una manera de vivir que no implicara trabajar”.

Para los próximos años, Marlinspike se instaló en una escena de la Bay Area que era, si no cyberpunk, al menos punk. Comenzó ocupando edificios abandonados con sus amigos, eventualmente mudándose a un antiguo almacén de servicio postal. Buscaba viajes a las protestas políticas en todo el país y a subir audio libros a la web de sí mismo leyendo a teóricos anarquistas como Emma Goldman.

Realizó auto-stop, luego renovó su pasión por los viajes saltando en los trenes de mercancías. En el 2003 decide de forma espontánea aprender a navegar. Gastó unos pocos cientos de dólares, todo el dinero que tenía, en un destartalado navío Catalina de 27 pies y precipitadamente partió sólo del puerto de San Francisco hacia México, enseñándose a sí mismo por ensayo y error a lo largo del camino. Al año siguiente, Marlinspike filmó su propio documental de vela de bricolaje, llamado Hold Fast. El mismo sigue su viaje junto a tres amigos, navegando en un rehabilitado balandro con fugas llamado La Peste, desde Florida a las Bahamas, finalmente abandonando el barco en República Dominicana.

Incluso hoy en día, Marlinspike describe esas aventuras imprudentes en la escena subterránea itinerante como una especie de punto álgido en su vida. “Mirando hacia atrás, yo y todo el mundo que conocía estaba en búsqueda de ese mundo secreto escondido en éste,” dice, repitiendo la misma frase que había usado antes para describir el Internet. “Creo que ya estábamos allí”.

Si hay algo que puede explicar el impulso de Marlinspike por la privacidad, puede ser que el tiempo pasado fuera de la red de la sociedad: un conjunto de experiencias que lo han impulsado para proteger una manera de vida menos observada. “Creo que le gusta la idea de que hay un desconocido”, dice Trevor Perrin, un ingeniero de seguridad que ayudó a Marlinspike con el protocolo básico de diseño de Signal. “Que el mundo no es una cosa completamente vigilada”.

A través de los años, Marlinspike dio por sentado que la autoridad era el enemigo. Él describe patrullas de puerto y guardias de tren que lo acosaban a él y a sus compañeros de viaje. Policías lo desalojaban de los squats, lo molestaban en las ciudades por las que él y sus amigos pasaban, y confiscaron su vehículo en lo que parecían ser pretextos banales. Pero simplemente ir esporádicamente a las manifestaciones nunca se sintió como la manera correcta para desafiar las estructuras de poder del mundo.

En su lugar, hacia 2007 volvió sus intereses políticos de vuelta al mundo digital, donde había visto un cambio lento hacia la vigilancia posterior a la Ley Patriota. “Cuando era joven, había algo divertido acerca de la inseguridad de la Internet”, dice, con su abundancia de defectos hackeables disponibles para bromistas benignos. “Ahora la inseguridad de Internet es utilizada por personas que no me agradan contra las personas que sí: el gobierno contra el pueblo”.

En 2008, Marlinspike se instaló en una decrépita mansión de ladrillos en Pittsburgh y comenzó a revolver un torrente de software de seguridad. El siguiente año apareció por primera vez en la conferencia de seguridad Black Hat para demostrar un programa que llamó SSLStrip, que exponía una falla crítica en el cifrado web. En 2010 debuta GoogleSharing, un plugin para Firefox que permitía a cualquiera utilizar los servicios de Google de forma anónima.

Ese año, con el crecimiento de los teléfonos inteligentes, Marlinspike vio su oportunidad más grande aún: asegurar las comunicaciones móviles. Con la ayuda de un amigo que estaba recibiendo un doctorado en robótica de Carnegie Mellon, lanzó Whisper Systems, junto con un par de aplicaciones de Android: TextSecure, para cifrar mensajes de texto, y RedPhone, para proteger las llamadas de voz. Ideales antiautoritarios fueron construidos desde el principio; cuando la Primavera Árabe explotó en el norte de África, Whisper Systems estaba listo con una versión en árabe para ayudar a los manifestantes.

Marlinspike soñaba con llevar sus herramientas de cifrado a millones de personas, una ambición que requiere algún tipo de modelo de negocio para financiarlos. Se trasladó de nuevo a San Francisco para promover Whisper Systems como un startup con fines de lucro. La compañía apenas había llegado a despegar cuando Twitter se le acercó con una oferta de compra, con la esperanza de utilizar su experiencia para solucionar la caótica seguridad que había dado lugar a repetidos hackeos de cuentas de celebridades y periodistas. Los términos del acuerdo resultante no se hicieron públicos. Marlinspike lo describe sólo como “más dinero que nunca había visto antes. Pero eso es un estándar bajo”.

Marlinspike se convirtió en el director de Seguridad de Productos de Twitter. Un compañero de trabajo recuerda que su experiencia fue “venerada” dentro de la empresa. Pero su principal objetivo era alterar la plataforma de modo que no mantuviera registros de las direcciones IP de los usuarios, lo que haría imposible que las autoridades exijan la identidad de alguien, como habían hecho con un manifestante del movimiento Occupy Wall Street en 2012.

Ese proyecto se enfrentó con las prioridades de los ejecutivos, dice un compañero de trabajo. “Moxie no le importaba si Twitter hacía un montón de dinero”, dice el ex colega. “Estaba más interesado en proteger a los usuarios.” Mientras tanto, su contrato estipulaba que tendría que trabajar durante cuatro años antes de retirar las acciones que había pagado por su startup. La apoteosis cypherpunk de Marlinspike tendría que esperar.

Una noche de otoño después del trabajo, Marlinspike y un amigo realizaron un plan simple para navegar un catamarán de 15 pies hasta 600 pies dentro de la bahía de San Francisco, donde anclarían y remarían de vuelta en un barco más pequeño, dejando el barco de vela en espera de su próxima aventura; a los marineros anarquistas no les gusta pagar tasas de atraque. Marlinspike se dirigió hacia la bahía en el catamarán con su amigo siguiéndolo en un bote de remos.

Sólo después de que Marlinspike había pasado el muelle cayó en cuenta que el viento soplaba a una traicionera velocidad de 30 millas por hora. Se decidió dar marcha atrás, pero descubrió que había mal preparado la nave y tuvo que corregir su error. A medida que el sol se hundía en el horizonte, le gritó a su amigo de que debían renunciar y regresar a la orilla, y el amigo remó de vuelta a la seguridad.

Entonces, sin previo aviso, el viento sopló. El catamarán volcó, arrojando a Marlinspike en el agua helada. “La rapidez de todo fue increíble, como si estuviera en un pequeño modelo de papel, que alguien simplemente había volteado con el dedo”, llegaría a escribir en un blog acerca de la experiencia.

Pronto el barco estaría totalmente al revés, fijado en su lugar por el viento. Marlinspike trató de nadar hacia la orilla. Sin embargo, el muelle estaba demasiado lejos, las olas demasiado fuertes, y podía sentir su cuerpo sucumbir ante la hipotermia, la negrura se introducía en los bordes de su visión. Se dirigió de nuevo al bote volcado. Sólo ahora en la oscuridad, se agarró al casco, hizo un balance de los acontecimientos de la última hora, y se dio cuenta, con una certeza lenta y solitaria, que muy probable estaba por morir.

Cuando un remolcador finalmente se topó con su figura empapada y congelada estaba casi inconsciente y tuvo que ser remolcado con una cuerda. Cuando llegó al hospital, dice Marlinspike, las enfermeras le dijeron que su temperatura era tan baja que sus termómetros digitales no podían registrarlo. A medida que se fue recuperando en los próximos días, tuvo la suerte de realización que a veces resulta de una experiencia cercana a la muerte. “Definitivamente se afiló mi enfoque”, dice del incidente. “Se me hizo cuestionar lo que estaba haciendo con mi vida”.

Una persona normal habría dejado la navegación de vela. En cambio, Marlinspike renunció a Twitter. A un año y un día después de que hubiera comenzado, se alejó de más de 1 millón de dólares en acciones de la compañía.

Marlinspike rápidamente comenzó donde lo había dejado todo. A principios de 2013 relanzó su startup como un proyecto de código abierto llamado Open Whisper Systems. Para financiarlo, se encontró con Dan Meredith, director del Open Technology Fund, un grupo apoyado por la Junta de Gobernadores de Radiodifusión, más conocidos por llevar a cabo Radio Free Europe. Meredith había admirado durante mucho tiempo las aplicaciones de cifrado de Marlinspike. Como anterior experto en tecnología de seguridad para Al Jazeera, había confiado en ellas para proteger a los periodistas y sus fuentes durante la Primavera Árabe. “Ellas fueron las que nuestras fuentes más sensibles utilizaban”, dice Meredith. “Sabía que Moxie podría hacer esto, y teníamos el dinero para hacerlo posible.” La OTF dio a Open Whisper Systems alrededor de 500 mil dólares en su primer año y en total ha canalizado cerca de 2,3 millones de dólares para el grupo.

Con esa financiación y más de donantes adinerados que Marlinspike se niega a nombrar, este comenzó a reclutar desarrolladores y darles la bienvenida en retiros periódicos en Hawái, donde alternarían entre el surf y escribir códigos. En rápida sucesión, Open Whisper Systems lanza Signal con posteriores versiones para Android y el navegador Chrome de Google. Open Whisper Systems integra ahora cambios de docena de contribuyentes utilizando código abierto, pero todavía utiliza la misma estructura criptográfica trazado por Marlinspike y Trevor Perrin en 2013.

El tiempo de Marlinspike en Twitter le había dado un sentido de escala ambicioso: Estaba decidido a cifrar trozos centrales de Internet, no sólo sus márgenes. Por casualidad, conoció a un ingeniero de WhatsApp en una reunión familiar que su novia del momento celebró en su casa. A través de esa conexión, Marlinspike agenció una reunión con el cofundador de WhatsApp, Brian Acton. Más tarde, Marlinspike se reunió con el otro co-fundador de la compañía, Jan Koum, que había crecido en la Ucrania Soviética bajo la amenaza constante de las intervenciones de la KGB.

Ambos hombres estaban casi inmediatamente interesados en utilizar los protocolos de Marlinspike para proteger a los usuarios internacionales de WhatsApp, en particular sus masivas bases de usuario en la amante-de-la-privacidad Alemania y en regímenes de vigilancia del Medio Oriente y América del Sur. “Nos alineamos bastante temprano”, dice Acton. “Cuando pasamos por alto el peinado, estábamos como, ‘Vamos a ponernos a trabajar'”.
moxie-highrez-web-002
Foto por Michael Friberg

En una habitación de hotel por encima del distrito Soma de San Francisco unas pocas horas después de su panel en la RSA, Marlinspike saca una laptop delgada e introduce su contraseña para descifrar su disco duro. O, mejor dicho, lo intenta; la cadena de caracteres es tan larga y compleja que se equivoca tres veces y, sonriendo un poco avergonzado, tiene que reiniciar el ordenador. Finalmente lo consigue y se abre un archivo de vídeo. Es un primer corte de un anuncio publicitario para Signal que está esperando para difundirlo en línea, un montaje de imágenes de la banda rusa de punk protesta Pussy Riot, Daniel Ellsberg, Jesse Owens, manifestantes del movimiento Umbrella a favor de la democracia en Hong Kong, y Martin Luther King Jr. “Ellos nos dicen que debemos permanecer en silencio y seguir las reglas “, una voz áspera entona sobre las imágenes. “Creemos en el poder de sus palabras … Hablen, envíen un mensaje”.

La intención de Marlinspike con el vídeo, cuyo guion escribió el mismo, era crear un “anuncio como de Nike para la privacidad”, dice. “Nike tiene un producto aburrido. Ellos no hablan de los zapatos. Ellos celebran grandes atletas. Estamos tratando de hacer lo mismo, la celebración de las personas con una relación contestataria al poder. Activistas, delatores, periodistas, artistas”.

Hoy en día, esas personas incluyen a Edward Snowden, que ha escrito que utiliza Signal “todos los días.”, Marlinspike visitó recientemente al exiliado en Moscú. Laura Poitras, la receptora de las filtraciones de Snowden sobre la NSA y ganadora del Pulitzer y el Oscar, recomienda la aplicación para documentalistas y periodistas. Activistas por los derechos de las mujeres en América Latina, que ayudan a las mujeres a encontrar servicios de aborto, utilizan Signal. Lo mismo ocurre con los desertores nor-coreanos que buscan evadir a los espías de Kim Jong-un. Los abogados de la Asociación Nacional de Abogados lo utilizan para hablar acerca de sus clientes. Los miembros de Hands Up United, uno de los grupos líderes del movimiento Black Lives Matter en Ferguson, Missouri, hace dos años, comenzaron a usar Signal después de notar vehículos de la policía siguiéndolos a sus casas o estacionados fuera de sus reuniones y tonos de marcado extraños y llamadas perdidas en su celular móviles. (The Intercept reveló que el verano pasado el Departamento de Seguridad Nacional espió a estos manifestantes.) “Signal nos dio mucha confianza para continuar nuestro trabajo”, dice el organizador de Hands Up United, Idalin Bobé.

Pero estos son sólo los primeros usuarios en el plan maestro de Marlinspike. El procede a describir su fase final: En el pasado, las compañías telefónicas favorables al Gobierno prácticamente se han asociado con la policía para facilitar la realización de intervenciones telefónicas. Ahora las personas se están desplazando cada vez más a lo que él llama servicios de superposición, aplicaciones como WhatsApp y Facebook Messenger, para comunicarse. Y ese cambio ofrece la oportunidad de empezar de nuevo, con una infraestructura de comunicaciones que puede ser construida para resistir la vigilancia. “La gran victoria para nosotros es cuando mil millones de personas están utilizando WhatsApp y que ni siquiera sepan que esta crifrado,” dice Marlinspike. “En este punto, creo que ya hemos ganado el futuro”.

Al día siguiente, Marlinspike se apresura hacia Open Systems Whisper, donde va tarde para una reunión. Mientras me acelero para mantenerle el paso a sus largas piernas, él se queja sobre el día a día de mantener un proyecto de software: los informes de errores y ajustes constantes para mantenerse al día con las mejoras de sistemas operativos, las inaguantables horas de sentarse delante de un ordenador.

Marlinspike me sorprende admitiendo que él espera con interés el momento en que pueda renunciar. “Algún día Signal se desvanecerá”, afirma sin sentimentalismos. En cambio, dice, el legado de Open Whisper Systems serán los cambios que Signal haya inspirado en aplicaciones de comunicación mejor financiadas y con fines de lucro.

Ese tiempo puede que no sea tan lejos. “Yo realmente no quiero hacer esto el resto de mi vida”, dice Marlinspike. “Eventualmente, tienes que declarar la victoria”.

Pero cypherpunks como Marlinspike, seamos honestos, aún no han ganado la guerra por el cifrado. De hecho, la guerra puede ser imposible de ganar para cualquier bando. Si el aumento de la mensajería cifrada de extremo-a-extremo permite que aparezca el tipo de acciones benignas contra la ley que Marlinspike ha predicado, tarde o temprano también protegerá algunos delitos indefendibles. Y eso significa que cada movimiento tecnológico hacia la privacidad será contestado con uno legal destinado a desplazar el equilibrio de nuevo hacia la vigilancia: Si la policía sigue siendo frustrada por la encriptación indescifrable, volverá con una orden de “asistencia técnica”, demandando a las empresas que debiliten sus medidas de seguridad y vuelvan a escribir algún código para ayudar a la policía, como el FBI exigió de Apple. Alguna forma de “puerta trasera” escondida podría incluso ser construida en secreto. Y el Congreso sigue amenazando con avanzar una legislación que podría prohibir el cifrado controlado por el usuario directamente.

Pero estas batallas legales y políticas pueden no ser la lucha de Marlinspike. “Él definitivamente romantiza ser un aficionado”, dice una amiga particularmente franca. “A él le gusta renunciar una vez que es un experto.” Marlinspike, dice, busca el “punto cero, cuando no tienes nada que perder, cuando no tienes propiedades, amantes, nada que te detenga”.

Me acuerdo de esa inquietud que subyace en la última noche que pasé con Marlinspike, en una proyección de domingo por la noche de su documental Hold Fast, organizada por un club de vela en el puerto deportivo de Berkeley. A medida que su documental se proyectaba a la multitud de unas pocas docenas de personas, nos sentamos en la parte de atrás al lado de una estufa de madera, con una tormenta de primavera batiendo la bahía afuera de la ventana detrás de nosotros.

Al principio de la película, la narración va por la tangente, que cuenta la historia de Bernard Moitessier, a quien Marlinspike describe de manera reverencial como un místico de la navegación con vela. En 1969, Moitessier estaba ganando el Globo de Oro, una regata individual que circunda el globo. Moitessier, un excéntrico monacal, ni siquiera llevaba una radio, en su lugar utilizaba un tirachinas para lanzar latas de película que contenían mensajes para los buques cercanos. Justo cuando Moitessier estaba por ser el ganador al terminar por delante de sus competidores en Plymouth, Inglaterra, disparó un mensaje rechazando la competencia y explicando que prefería simplemente seguir navegando por las islas del Pacífico. “Seguiré continuando sin parar porque estoy feliz en el mar”, la nota decía, “y tal vez porque quiero salvar mi alma.”

Cuando termina la proyección, las luces se encienden y Marlinspike toma preguntas del público. Una mujer de mediana edad le pregunta qué está haciendo ahora, nueve años después del estreno de la película. Junto con un montón de otras personas en esta audiencia, ella sólo lo conoce como Moxie Marlinspike el marinero pícaro, no como un criptógrafo.

Marlinspike toma un segundo para pensar, como si nunca realmente hubiera onsiderado la pregunta antes. “No sé”, dice finalmente, suspirando con lo que suena como incertidumbre sincera. “Tal vez debería volver a navegar”.

El público se ríe de la muestra de confusión modesta de Marlinspike. Sin embargo, parece que quiere decir lo que dice. Y sobre sus cabezas, por la ventana, más allá de la bahía, se encuentra el Océano Pacífico: oscuro, desconocido, y tentador.



Clifton Ross: Sentí mucha culpa por haber apoyado el proyecto de Chávez



Rafael Uzcátegui (@fanzinero)


Clifton Ross es un poeta, escritor y documentalista norteamericano que, atraído por el discurso bolivariano, vivió en Venezuela entre 2005 y 2006. Como muchos otros apostó por lo que representaba Hugo Chávez, pero a diferencia del resto, cuando el sueño devino en pesadilla, tuvo la honestidad intelectual de reconocerlo. Hoy es una pluma censurada en los medios de izquierda estadounidense, pero continúa su cruzada personal con la publicación del libro “Inicio desde el lado oscuro de la utopía” (AK Press, 2016) cuyo foco es el deterioro de nuestro país.

– Acaba de aparecer su libro “Home from the Dark Side of Utopia”, dos años después del texto “Until the Rulers Obey: Voices From Latin American Social Movements”. Ambos poseen capítulos sobre nuestro país. ¿Cuál es la diferencia entre ambas publicaciones?, ¿Por qué enfocó sus esfuerzos intelectuales en Venezuela?

–Home from the Dark Side of Utopia” (HDSU) es un libro de memoria, escrito después de una gira con “Until the Rulers Obey” (URO), un libro de entrevistas con activistas de América Latina. Es una autobiografía. Empiezo con mi niñez en bases militares (mi padre en las fuerzas aéreas), pasando por mis años como hippie drogado y luego como cristiano en una comunidad anabaptista en Berkeley, California, donde encontré la teología de la liberación. Luego relato mis experiencias con el sandinismo y el zapatismo; el trabajo en colectivos revolucionarios en Estados Unidos y, finalmente, el enfoque del libro: En Venezuela como activista de solidaridad con los bolivarianos, desde 2004 hasta que rompí con ellos en 2013. Es un argumento contra el utopismo; es decir mi “enantiodromia” (correr en sentido contrario).

La gira con URO duró año y medio: 65 presentaciones en EE.UU y un poco más de una docena en Europa. La hice porque me había vuelto muy crítico de la revolución bolivariana, y ya no quisieron publicarme las editoriales y sitios web izquierdistas en EEUU. Me censuraron por mi punto de vista simpatizante con los movimientos sociales venezolanos: los estudiantes, los indígenas, los obreros de Guayana, la izquierda anti-chavista. Y, como poeta rebelde que soy, cuando alguien me dice “cállate,” empiezo a gritar más fuerte.

Aproveché la oportunidad de la publicación de URO para educar a la gente sobre lo que estaba pasando con la revolución bolivariana. Y también para desagraviar la impresión que di a los norteamericanos con mi película de cuando apoyaba a Chávez: “Venezuela: Revolution from the Inside Out” (Venezuela: Revolución desde adentro). Cuando volví a Venezuela en abril de 2013 empecé a repensar todo, un proceso que había empezado en enero de 2011. Sentí mucha culpa por haber dado mi apoyo al proyecto de Chávez en la película y en muchos artículos que escribí entre 2004 hasta 2011.

Tenía dudas personales, que no había expresado, sobre la revolución bolivariana. Pero cuando llegue a Venezuela, en abril de 2013, el día después de las elecciones presidenciales, de pronto la situación se había aclarado para mí. Entrevisté a gente que antes había menospreciado: Damián Prat, Margarita López Maya, Orlando Chirino, y a otros. Toda esta historia, y reflexiones sobre esos viajes, constituyen la mitad de HDSU.


Muchas pruebas, pocos éxitos

–En 2005 fue invitado al Festival Internacional de la Poesía en Venezuela. ¿Cuáles eran las expectativas sobre el gobierno bolivariano en ese momento?, ¿Cuáles se cumplieron y cuáles no?

– Cuando viví durante dos años en Mérida, entre el 2005 y 2006, muchos hablaban de “democracia participativa y protagónica”, desarrollo endógeno, cooperativas, de la construcción del Socialismo del Siglo XXI. Había una esperanza de que, por fin, Venezuela iba a independizarse del petróleo.   Luego Chávez propuso los Consejos Comunales, que iban a formar el Estado Comunal. Yo, y creo que otros que llegaron a Venezuela entonces, vimos recursos llegando a los pobres y todo un discurso de un socialismo nuevo que parecía distinto al socialismo del siglo XX. Todo esto nos inspiró.

Luego, al vivir en Mérida unos meses, tenía algunas preocupaciones. ¿Por qué Chávez no hizo nada con la corrupción? Luego, más preguntas ¿Por qué con todas las Misiones y gastos no vimos más producción? ¿Por qué incrementaron las importaciones? ¿Por qué fracasaron las cooperativas? ¿Por qué no integraron las misiones una a la otra? Surgía una y desaparecía y llega otra… Muchas pruebas, pocos éxitos.

Volví a Berkeley en 2006, pero cuando tenía tiempo libre visité Venezuela en 2007 y 2008. Entre 2009 y 2011 viajé más a otros países, haciendo entrevistas para URO, y no volví a Venezuela 2011. En ese año y el siguiente mis preocupaciones crecieron, pero no me sentí cómodo hablando abiertamente de ellas: No quería dar argumentos a “los imperialistas” y la “oligarquía venezolana.” Realmente viví dentro de esa narrativa bolivariana, hasta abril de 2013.

– Intelectuales norteamericanos como Noam Chomsky han cambiado su opinión sobre el gobierno bolivariano. ¿Cree que hay una variación importante en la actitud de la intelectualidad de EE UU sobre lo que pasa en Venezuela?, ¿Cuáles han sido las razones de este cambio?

– Noam Chomsky es un hombre de estatura como ningún otro intelectual de izquierda norteamericana. Él puede hablar del fracaso de la revolución bolivariana y los otros izquierdistas le escucharán. Pero, de hecho, la entrevista donde criticó a los bolivarianos no ha aparecido en inglés. Una parte la traduje y la incluí en HDSU, pero no he visto publicado estos comentarios críticos en ningún otro lugar.

Muy recientemente algunos como Julia Buxton han empezado a criticar al gobierno de Maduro, después de haber callado. Michael Albert ha entrevistado recientemente a Miguel Rodríguez Torres. Pero todavía faltan voces críticas en la izquierda norteamericana y aún no hay voluntad de mirar o analizar profundamente al proceso bolivariano y, más aún, el socialismo. Esta apertura se debe a la catástrofe existente en Venezuela, que ya no se puede negar. Sin embargo, en lugar de autocriticarse, la mayoría de los que apoyaron a Chávez y Maduro se han callado. Creo que muchos esperan que el mundo olvide que, en algún momento, apoyaron. En mi caso las editoriales y sitios de web donde publiqué siguen censurándome. Había una leve apertura en medios estadounidenses de izquierda después de las elecciones parlamentarias, que de nuevo se está cerrando. La misma polarización política de Venezuela la tenemos aquí: que los bolivarianos son de “izquierda” y los opositores son “de derecha”. Chávez gastó más que $300 millones de dólares respaldando a Venezuelan Information Office en Washington D.C.; apoyando escritores y periódicos de izquierda, haciendo lobby y vendiendo su “narrativa” al público norteamericano (véase al libro de Casto Ocando, “Chavistas en el Imperio”). A cambio, el gobierno norteamericano destina $5 ó 6 millones por año para “promover la democracia en Venezuela” (aunque desconocemos el monto de su “presupuesto negro”). Los izquierdistas aquí, o son comprados o ellos mismos han adquirido la retórica de los bolivarianos. No creo que haya un cambio todavía en la izquierda norteamericana hacia la revolución bolivariana.


Populismo: arte del engaño

– Pronto se presentará en la Feria del Libro Anarquista de Seattle con el foro “Por qué fracasó la revolución bolivariana y por qué debemos entender la razón”. ¿Cuáles son las principales ideas que pudieran explicar a los activistas norteamericanos el fracaso del chavismo?

– Voy a hablar sobre la “anti-política” que es el populismo. La política es la “ciencia” o el arte de gobernar la ciudad o “polis”, manejar extremos, distintas voluntades contradictorias para que todos podamos convivir. El populismo es el arte o ciencia de engaño, de manipular las masas y ponerles en contra del otro (o de ellos mismos) para ganar el poder.

Segundo, que a la izquierda mundial le falta des-comunizarse, y la prueba es Venezuela. Todavía no se puede criticar a Fidel Castro en muchos círculos. Y aunque muchos criticarán a los bolivarianos no sería por el proyecto en sí, sino por la mala manera como lo han puesto en práctica. O sea, Julia Buxton, por ejemplo, no va a criticar el proyecto de socialismo, la intención de centralizar toda la economía bajo control del Estado. Ella critica al nepotismo, la corrupción, la ineficiencia. Igual Heinz Dieterich y otros. Pero la idea santa de socialismo no se toca.

Creo que la descomunización es un asunto complicado. No quiero ver otra cacería de brujas como pasó en los EEUU en los 50´s bajo Joe McCarthy. Sin embargo, que estas ideas que fracasaron, que destruyeron tanta gente, y sociedades enteras y que sean todavía creíbles, es espantoso. Este proceso de des-comunización debe ser un proceso propio de la izquierda: debemos purificarnos a nosotros mismos de estas ideas vencidas y contraproducentes si queremos tener alguna relevancia en el futuro.

Por otro lado, hay muchos que no tienen definido bien lo que es el socialismo, entre ellos, jóvenes que apoyaron a Bernie Sanders, quien tampoco había definido que quiere decir el “socialismo” propuesto en su campaña. Para esa gente esto es un significante vacío, símbolo de rebelión contra el capitalismo. Obvio, hay mucho contra qué rebelarse, pero ¿dónde están las propuestas concretas?  Muchos vieron a la revolución bolivariana como otra propuesta anticapitalista, y no lo fue.

Lo que veo en Venezuela es otro intento de construir el socialismo del mismo tipo que tenían en mente Lenin y Stalin. Se puede llamarlo “socialismo” o “capitalismo de Estado”, pero es la misma cosa, y por mi parte, prefería estar en un sistema capitalista como los EEUU, o aún Colombia, que en un sistema de “Capitalismo de Estado” como Cuba, Corea del Norte o Venezuela hoy día. Y como dice Marx: si la historia se repite es primero como tragedia y segundo como farsa. Diría que la farsa del proyecto de Chávez/Maduro tiene muchos elementos de tragedia, y no veo nada de comedia en la Venezuela que han creado hoy.

Socialismo salvaje

– ¿Cuáles crees que son las principales lecciones que los activistas de izquierda deberían aprender del fin de la “década progresista” en América Latina y, específicamente, de la experiencia bolivariana?

Estoy en acuerdo con Chomsky: La corrupción, el bonapartidismo (o sea, caudillismo) ha sido el Talón de Aquiles de los gobiernos populistas como Venezuela, Nicaragua, Argentina y, pronto, Ecuador y Bolivia. El nepotismo, el maniqueísmo donde un grupo gana a costa del otro. También estoy de acuerdo con Margarita López Maya quien dijo que no deberíamos olvidar los valores liberales de cheques y balanzas, del derecho de protestar, de opinar distinto a los otros. En este sentido, los gobiernos progresistas no avanzaron por caminos distintos al Estado de seguridad nacional de los EEUU. No presentaron otro modelo que el capitalismo extractivista. De verdad fueron precisamente gobiernos idóneos para la globalización capitalista, élites que abrieron sus países a las transnacionales. Fueron gobiernos “post-neoliberales” pero no gobiernos “post-capitalistas”.

El único obstáculo a esta explotación, en este caso el único obstáculo al socialismo salvaje, son los movimientos sociales. Y cuando preguntamos qué sociedades propician más el crecimiento y fortalecimiento de los movimientos sociales, la respuesta es obvia: las sociedades liberales-democráticas, es decir, las capitalistas.

Para no ser malentendido aclaro: no digo “las sociedades neoliberales”. Como muestra el filósofo inglés John Gray, el neoliberalismo es sólo un tipo de los muchos capitalismos en el mundo de hoy. Y digo todo esto no porque crea que el capitalismo sea el mejor sistema posible: debemos buscar otras alternativas. Pero hoy creo que ni el comunismo ni el socialismo son mejores opciones que el capitalismo. Aunque cuesta admitir esto, creo que debemos empezar por allí. Y si tenemos el coraje de ser honestos y reconocer el “lado oscuro” de la utopía, debemos volver a nuestras vidas en este mundo donde el capitalismo es el sistema dominante e imperante, empezar desde esta base para resolver problemas en lugar de tratar de crear otra utopía. Así pensó Karl Popper: la utopía siempre trajo consigo la violencia. Y allí está la evidencia: El intento de recrear la sociedad y la humanidad, “el hombre nuevo”, siempre requiere fuerza, coerción y violencia, porque la humanidad no quiere ser “recreada”. No queremos ser “el Ché”: Yo quiero ser Clif, y Rafael quiere ser Rafael. Y en la sociedad liberal, llamada “burguesa”, eso está bien: Yo puedo ser Clif y tú puedes ser Rafael.

Es cierto que hay muchos problemas con el capitalismo que deberíamos resolver, pero se me hace que son menos que los del socialismo. Comparemos Colombia, el país neoliberal y capitalista, con la Venezuela socialista. ¿Qué vemos? ¿Cuál está en mejores condiciones? Los movimientos sociales tienen sus problemas con el gobierno colombiano, incluso hasta la muerte. Pero ¿Venezuela? ¿Dónde están los movimientos sociales autónomos? ¿Fueron mejor tratados los estudiantes venezolanos de febrero del 2014 que los estudiantes que protestan en Colombia? ¿No están asesinados a los yukpas venezolanos como Sabino Romero o Cristóbal y varios otros, con impunidad? Por lo menos Colombia tiene una rama judicial independiente para que la gente exija justicia. ¿Cuál independencia tiene el TSJ venezolano del PSUV y del gobierno bolivariano?

La discusión no está entre capitalismo y socialismo: Ésta se resolvió, en la mayoría del mundo, en el siglo XX. Aunque Venezuela tenia que volver al asunto otra vez con resultados catastróficos. La discusión, me parece, es ¿qué tipo de capitalismo queremos hasta que tenemos otra propuesta mejor? ¿Cómo vamos a limitar el mercado? ¿Cómo vamos a liberar del mercado las cosas que no tienen “valor” para el mercado?: la fe, el arte, el corazón humano, los animales en peligro de extinción, los ríos, las montañas, la naturaleza, etcétera.

Volvamos a los movimientos sociales. Son grupos autónomos de Estados y fuera de los mercados que pelean para abrir estos espacios de sociedad civil, de convivencia sin comercio (y sin anuncios comerciales). Creo que deberíamos empezar allí para empezar definir una izquierda en el mundo post-socialista para un mundo post-capitalista.

Movimiento “Anti-Trump”

– Después de Occupy Wall Street, ¿Cuáles son los movimientos sociales más interesantes dentro de Estados Unidos?

Para mí el Black Lives Matter es el movimiento más importante ahora. Occupy fue un momento, no un movimiento. Sin embargo, el alzamiento en Ferguson ha creado una fuerza muy potente para defender a los afro-descendientes en este país racista. Cada día, para ser exacto, cada 28 horas, una persona de color es asesinada por un policía en los EEUU.

Otro es el Movimiento para los Quince Dólares, o sea, para aumentar el salario mínimo. Ahora está en $7.25 en todo el país ($10.00 en California)

Hay también movimiento para derechos de los inmigrantes que, hace años tenía una manifestación nacional histórica. No es tan visible hoy, pero sigue fuerte, muchos trabajando en ONGs y en organizaciones locales, vinculados en redes.

El movimiento ecologista sigue y va extendiéndose, con sub-movimientos por derechos indígenas, contra el extractivismo, por la justicia ambientalista, debido a que muchas industrias sucias se ubican en barrios pobres con alto porcentaje de latinos y negros. Igualmente, el movimiento LGBT y los movimientos de “estilo de vida” siguen luchando y creciendo.

El problema ahora es que mucha energía ha sido captada por el imán de las elecciones. Tenemos el Movimiento “Anti-Trump”, que seguro va a desaparecer después de noviembre. Cuando la marca del capitalismo de Clinton gane, seguro va a generar otros conflictos. Vamos a ver a otros movimientos surgir.

El problema en EEUU es nuestra cultura individualista que hace que los movimientos no tengan continuidad: surgen, y cuando ganan, o pierden, se desintegran. Son fluidos, aunque usualmente hay gente, un “núcleo duro” en cualquier comunidad de activistas, especialmente en los centros urbanos, que siguen de lucha en lucha organizando la gente oportunistamente (en el buen sentido de la palabra). Ellos son la continuidad de estos movimientos.



[Tomado de http://runrun.es/opinion/275678/pulso-latinoamericano-clifton-ross-senti-mucha-culpa-por-haber-apoyado-el-proyecto-de-chavez.html]

Escritoras anarquistas: Una aproximación al tema


Laura Vicent

Acostumbramos a dar por sobreentendido el significado de las palabras y para muchas personas los términos anarquismo y rebelión tienen connotaciones muy diferentes e incluso contrapuestas. Anarquista es aquel que rechaza el gobierno y, por tanto, que existan personas con poder que impongan su voluntad al resto. Aunque parecido, el término ácrata va más lejos al señalar que se renuncia además a la búsqueda y ejercicio del poder[1]. De aquí que sea más acertado hablar de rebelión, que de revolución, entendida esta como subversión de los valores más profundos y enraizados en cada persona. La rebelión no es solo económica, es contra la opresión que brota de todos los ámbitos de lo social. Por su dimensión ética convierte la cultura y  la educación en  elementos fundamentales. Por eso también se fija en aspectos claves de la existencia: alimentación, salud, familia, amor, sexualidad, relación y respeto a la naturaleza, etc. Desde la opresión, el sujeto de la rebelión es la humanidad, todos los que sufren la opresión, como señaló el movimiento de las plazas del 15 M, el 99%.

Ahorro energético y disciplinamiento


Boletín La Oveja Negra (Rosario, Argentina)

Desde hace décadas el ecologismo oficial nos culpa del desastre ecológico. Como si nuestra supervivencia diaria fuese responsable del calentamiento global o la extinción de otra especie animal. Los ecologistas perciben el planeta Tierra como «una fuente de recursos naturales», nos reducen a ciudadanos, a consumidores, y así quieren que nos percibamos a nosotros mismos. Los ciudadanos para comportarse como tales deben esperar a votar, o quejarse por las vías institucionales. Los consumidores deben reducir sus posibilidades humanas de protesta colectiva y lucha social a una actitud individual: consumir o no consumir, consumir más o menos. En ambos casos el problema que se desprende es uno y el mismo: cuando se habla con el lenguaje del amo necesariamente se defienden sus reglas.

Opinión: ¿Por qué la abulia en la población venezolana?



Humberto Decarli

Es un hecho indubitable que la inmensa mayoría de la población rechaza al actual gobierno madurista. Así lo confirman los estudios de opinión y la conducta oficialista al oponerse a cualquier tipo de elección. Podemos decir con seguridad que el chavismo perdió el apoyo popular del cual se jactaba. No obstante, hay cierta apatía para movilizarse en la calle. Se da la paradoja de una dirección de rechazo acompañada de una abulia a la hora de reclamar. Pareciera algo contradictorio y absurdo pero es que las respuestas políticas no son necesariamente simétricas porque no se mueven de manera uniforme y lógica sino de acuerdo a contextos imposibles de desconocer.

En octubre, Pedro García Olivo en Buenos Aires



Del lunes 10 al jueves 13 de octubre de 2016, en la ciudad de Buenos Aires, se realizará un ciclo de charlas denominado "Los discursos peligrosos" a cargo del compañero Pedro Garcia Olivo, donde se tratarán los siguientes temas:

1) Presentación de la antipedagogía como crítica radical de toda forma de Escuela.
2) Teoría del Demofascismo (desde "el enigma de la docilidad")
3) Crítica del Estado del Bienestar y del cinismo socialdemócrata (desde "Dulce Leviatan")
4) La integración como etnocidio. Para vivenciar los márgenes

pronto mas información sobre los horarios y lugares donde se realizará la jornada.

lunes, 22 de agosto de 2016

Argentina: La comuna anarquista que impulsó Diego Abad de Santillán



Jorge Camarasa (diario La Voz del Interior]

Después de años de olvido y de abandono, que amenazaban con enterrar para siempre su historia, un pueblo casi desaparecido va por la revancha: Cerro Negro, nacido del sueño de un puñado de anarquistas que hace más de 60 años quisieron fundar una comunidad libertaria en medio de las Sierras Chicas [provincia de Córdoba], ha comenzado a resurgir de entre sus ruinas.

La cocina venezolana en tiempos de crisis: ¡Eso es lo que hay!



Diario El Impulso

Arepas de auyama y remolacha, cáscaras de plátano que simulan ser carne mechada. Los venezolanos se las están ingeniando para mantener su dieta tradicional, deteriorada ante la severa escasez y el altísimo costo de vida. Acostumbrados a importar casi todo lo que consumen, muchos en el país han tenido que poner a prueba su inventiva, como Margarita Monge, una costurera de Ocumare que elabora platos “con lo que hay”. De 65 años, esta mujer morena cuenta que ante la falta de harina de maíz hace arepas con arroz partido (un residuo del normal), batata, ocumo o zanahoria blanca. “¡Quedan riquísimas!”, cuenta.

Conflictividad social en Venezuela en julio de 2016


Observatorio Venezolano de Conflictividad Social

Indagando en la pseudociencia


Capi Vidal

A poco que uno se pregunte sobre la realidad en la que vive, al menos en las sociedades que pomposamente llamamos "avanzadas", la cosa es como para volverse loco. Nunca antes la información había estado tan disponible para los seres humanos y, de hecho, y de forma superficial, en ella se depositan tantas veces la posibilidad de un mundo mejor. Muy al contrario, es posible que nunca antes en la historia de la humanidad las personas hayan tendido a creer en cosas absurdas. Por supuesto, y esto es un análisis que dejaremos para otro momento, la explicación puede estar en que no es la cultura, como nos empeñamos en "creer" una y otra vez, la que determina al ser humano, sino que hay que tener en cuenta las estructuras económicas, sociales y políticas (¿son resultado de nuestros deseos o más bien somos determinados por ellas?; tal vez, ambas cosas en una terrorífica reciprocidad). La realidad de la sociedad posmoderna es compleja y plural, aunque no por ello menos frívola y superficial.

Ecuador, ejemplo de esa "minería ecosocialista" que viene en Venezuela

Silvia Ribeiro

El 11 de agosto 2016, comuneros y comuneras de la comunidad Shuar Nankintz, parroquia San Carlos Panantza, de la provincia de Morona Santiago en Ecuador, fueron víctimas de un violento desalojo y destrucción de sus casas y pertenencias a manos de policías y militares, para abrir paso a la empresa minera china Explorcobres S.A. (EXSA), filial de Ecuacorriente.

Un comunicado de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) del 12 de agosto, da cuenta del ataque denunciando una vez más que el gobierno ecuatoriano coloca los intereses de las trasnacionales por arriba de los derechos de los pueblos, especialmente indígenas. Responsabilizan al gobierno nacional por cualquier suceso que se presente. En el mismo comunicado denuncian que seis comuneros Shuar de Bomboiza, de la misma provincia, se encontraban en audiencia de juzgamiento acusados de "paralización del servicio público", luego de participar en el paro nacional del 2015. Como resultado de ese injusto juicio contra el derecho manifestarse, Tomas Jimpikit, presidente de la Asociación del Centro Shuar de Bomboiza, fue condenado a 1 año de prisión. Son algunos de los muchos integrantes de pueblos indígenas de varias provincias, criminalizados por protestar, por defender sus territorios y sus derechos. "El Estado genera violencia, reprime y luego condena al pueblo por presuntos delitos que su aparato represor funda", afirma Conaie.

domingo, 21 de agosto de 2016

Chile - Concepción: Agosto Negro 22 al 28/8/2016


lapeste.org

– AGOSTO NEGRO – !Mes de Resistencia y Renovación!

“El espíritu de Agosto Negro corre a través de siglos de resistencia negra, indígena y multicultural. Es emblemático del espíritu de libertad. Es una chispa ardiendo lentamente en los corazones de un pueblo –corazones que anhelan la libertad”. Mumia Abu-Jamal, 2003

La tradición de Agosto Negro (Black August) nació en los años 70 para honrar a George Jackson, Jonathan Jackson, y otrxs compañerxs caídxs en una lucha revolucionaria dentro de las prisiones de California. Desde entonces, se ha extendido a otras partes del mundo con énfasis en la resistencia, la solidaridad, la unidad, la autonomía, la renovación espiritual y la autodeterminación de los pueblos. Siempre con la visión de apoyar a decenas de presos y presas políticos que han pasado tres, cuatro décadas o más en prisión, castigados por luchar por igualdad de derechos, por luchar contra la opresión, contra el racismo, y contra todo este sistema de dominación colonialista.

La lucha por la libertad siempre ha sido universal, y la opresión también lo es. Son varias las fechas históricas en el mes de agosto que destacan la historia de la esclavitud africana y la resistencia en su contra. Celebramos también el nacimiento de Marcus Garvey, uno de los más grandes luchadores anticolonialistas de la historia.

El Estado de Chile ha mantenido firmemente esa lógica de represión estadounidense, criminalizando y encarcelando a cientos y miles de compañerxs del movimiento popular a lo largo de la historia, catalogando como terroristas a lxs revolucionarixs que se han alzado en contra de su régimen de dominación colonialista. También recordamos que han asesinado a sangre fría a guerreros mapuche que luchan por autonomía y por recuperar sus tierras ancestrales, como es el caso de Jaime Mendoza Collío muerto por la espalda el 12 de agosto del 2009 y Rodrigo Melinao Licán en agosto del 2013.

Hacemos un llamado a congregarnos para avanzar en la transformación radical de la sociedad, donde no haya ni amos ni esclavos, es decir, hacia la comunidad humana, donde prime el amor, el respeto, el apoyo mutuo y la autonomía. Seguimos con el fuego encendido rompiendo todas las cadenas y recuperando nuestras vidas !

LIBERTAD A TODXS LXS PRESXS POLÍTICXS DEL MUNDO !!
SOLO EL AMOR Y LA LUCHA NOS HARÁ LIBRES !

____________________
CRONOGRAMA AGOSTO NEGRO EN CONCEPCIÓN

SÁBADO 20 / LIRICAS COMBATIVAS POR AGOSTO NEGRO
LUGAR: CASA 916 (CASTELLON CON HERAS)

14:00 hrs Tokata HipHop Reggae Dancehall
Música en Vivo + Candola + Sopaipas + Feria Contrainformativa
Entrada: 1.000
MC’S:
– LA FEÑA
– SELASO
– TONY TOMÁS MC
– VIVE Y CREA COSTANERA
– CHARLIE FLOWERS
– GATO I
– MC GOLDMAN
– SIGIL8, BARBA NEGRA Y MOTRI
– HUALPEN SUAREZ TINKU
– ARNOLFO CID (POESÍA)
______________________________________________

LUNES 22 / RESISTENCIAS KULTURALES NEGRAS
LUGAR: ESCUELA DE ARTES U DE CONCE (EN TOMA)

16:30 hrs Exposiciones y conversatorios:

– “Orígenes e influencias del Black Movement en el Bío Bío”, Expone: Edgar Navarrete A.K.A Mista Coco.
– “RastafarI Razonando: el poder espiritual en las luchas de liberación negras”, Expone: Ras Nico (Nicolás Pozo).
– Presentación de Libro “Agosto Negro: Presxs políticxs en pie de lucha”, Expone: Cimarrón Ediciones.

19:00 hrs Documental: “Que arda el fuego, el bombardeo contra MOVE”
______________________________________________

MARTES 23 / AGOSTO NEGRO EN EL AVERNO
LUGAR: BAR EL AVERNO (MAIPU CON JANEQUEO)

17:30 hrs Documental: “Panteras Negras: Todo el Poder para el Pueblo”

20:00 hrs Música en Vivo: Congo Mapu (Reggae Rockers) + Tapia Roots (Ska)
______________________________________________

MIERCOLES 24 / LIBERACIÓN DE LA TIERRA Y CONFLICTOS SOCIO AMBIENTALES EN EL BIO BIO
LUGAR: ESCUELA DE ARTES U DE CONCE (EN TOMA)

16:30 hrs Exposiciones y conversatorios:

– “Proyecto Octopus BioBio Genera”, Expone: Coordinadora Penco-Lirquén y Coordinadora Chorera.
– “Anarquismo y problemas socio-ambientales”, Expone: Compañero Nico
– Presentación Revista Mingako y Texto “Negros Presagios, política anarquista en la era del colapso global

19:00 hrs Cuento-Documental: “El Llamado del Agua”
______________________________________________

JUEVES 25 / AUTONOMÍA, PRISIÓN POLÍTICA Y RESISTENCIA MAPUCHE
LUGAR: ESCUELA DE ARTES U DE CONCE (EN TOMA)

16:30 hrs Exposiciones y conversatorios:

– Red de Apoyo Mapuche a las Comunidades en Resistencia

19:00 hrs Documental: “Recuperación Territorial, La semilla castigada de la Liberación Mapuche”
“Huenante”
“Mendoza Collio”
______________________________________________

VIERNES 26 / FEMINISMO, HISTORIA Y RESISTENCIA CONTRA EL PATRIARCADO
LUGAR: ESCUELA DE ARTES U DE CONCE (EN TOMA)

16:30 hrs Exposiciones y conversatorios:

– Por Confirmar

19:00 hrs Documental: “Libertad para Angela y a todxs los presxs politicxs”
______________________________________________

DOMINGO 28 / FESTIVAL KULTURAL AGOSTO NEGRO
LUGAR: ESCUELA DE ARTES U DE CONCE (EN TOMA)

11:30 hrs Exposiciones y conversatorios:

– “Kultura Hip Hop: expresiones de un folclore urbano”, Expone: GuerrillerOkulto.
– “Experiencias de Quimbaya Zulu Colombia”, Expone: Astrid Gonzalez.
– “Dialectica del Jazz: entre el sincretismo y la negacion”, Expone: Manuel Casas

15:00 hrs FESTIVAL AGOSTO NEGRO

MUSICA EN VIVO:

– GUERRILLEROKULTO
– PALIAKATE
– CONGO MAPU
– TAPIA ROOTS
– SOULJAH AFRIKA
– FLUYE BAJO EFECTO
– CAMILO SOLO
– PAMELA M

MONTAJE AFRICA EN AMERICA

FERIA DE MANUFACTURAS Y ARTESANIAS
EDITORIALES AUTONOMAS
CONTRAINFORMACIÓN
ORGANIZACIONES SOCIALES EN LUCHA

[Tomado de http://lapeste.org/2016/08/concepcion-agosto-negro-22-al-28-agosto.]

Ser gobernado es...

Charla: El Anarquismo en América Latina

Seguidores

Etiquetas

@kRata (comic) `Sabino Romero 10deLuluncoto 18 años El Libertario 1º de Mayo 27 de febrero 4 de febrero Aana Wainjirawa abajo los muros de las prisiones Abdicación del rey de España abolicionismo Aborto abstencion Abstención abstención electoral abuso militar en Venezuela abuso policial abuso sexual niños Academia Nacional de la Ingeniería y el Hábitat acampada Acampadas acción directa anarquista Acción Directa Autogestiva Accion directa no violenta Acción Ecológica Acción Libertaria actividades activismo actualidad del anarquismo Acuerdo Venezuela China adecos chavistas agresiones en Venezuela agresiones a sindicalistas en Venezuela agroecología Agustín García Calvo Alan Furth Alan Moore Albert Camus Alberto Acosta Alcedo Mora Alejandro Álvarez Alentuy Alexander Luzardo Alfonso "el Set@" Alfredo Bonanno Alfredo Vallota Alí Moshiri Alí Primera Alí Rodríguez Araque alternativa Alternativa Antimilitarista Alto costo de la vida Alvaro García Linera Amador Fernández-Savater América Latina Américo Alejandro Balbuena Aministía Internacional Amnistía Internacional Amnistía Internacional Venezuela Amor amor libre Amor y Rabia análisis análisis anarquista sobre Venezuela análisis asamblea nacional análisis conflicto con Colombia análisis de izquierda Venezuela análisis de la revolución bolivariana análisis económico análisis reformas en Cuba análisis sobre Venezuela anarchico anarchism anarchism kurdistan anarchism venezuela anarcofeminismo anarcopunk venezuela anarquismo a la venezolana anarquismo básico anarquismo caracas Anarquismo en América Latina anarquismo en Argentina anarquismo en barquisimeto anarquismo en Francia Anarquismo en México anarquismo en Perú anarquismo en rusia anarquismo en Uruguay Anarquismo en Venezuela Anarquismo es movimiento anarquismo hoy anarquismo ilegalista Anarquismo social anarquismo suiza anarquismo venezuela anarquismo vs. Estado anarquismo y cárceles anarquismo y comunicación anarquismo y derecho anarquismo y ecología anarquismo y educación anarquismo y literatura anarquismo y luchas sociales anarquismo y marxismo anarquismo y nacionalismo anarquismo y planificación urbana Anarquismo y política Anarquismo y Postestructuralismo anarquismo y religión anarquismo y violencia anarquismo zulia anarquistas anarquistas caracas Anarquistas contra el muro anarquistas de Alemania anarquistas de Brasil anarquistas de Chile anarquistas de Cuba anarquistas de México Anarquistas de Temuco anarquistas de Turquía anarquistas en Bolivia anarquistas en Colombia anarquistas en Costa Rica anarquistas en Cuba anarquistas en El Salvador anarquistas en Paraguay anarquistas en Venezuela anarquistas presos anarquistas solidarios con los yukpa anarquistas ucv anarquistas y prisiones Andreas Speck Angel Cappelletti Ángel Cappelletti anonymous venezuela antiimperialismo antimilitarismo antimilitarismo anarquista Antonio Ledezma Antonio Pasquali Antonio Serrano antropología Antulio Rosales Anzoátegui apagones apoyo a El Libertario apoyo internacional al chavismo apoyo internacional al madurismo APPO Archivo Histórico del Anarquismo en Venezuela armamentismo Armando Chaguaceda Armando Guerra Armando Investiga Armando la Resistencia arte callejero arte y anarquismo artistas asesinato de estudiantes asesinatos de manifestantes Asier Guridi Asilo y refugio ataques contra defensores de derechos humanos ataques contra defensores de derechos humanos en Venezuela ataques contra el movimiento anarquista ataques contra el movimiento popular en Venezuela ataques libertad de expresión autodefensa autogestion autogestión Autonomía autonomía de los movimientos sociales autonomía universitaria autoritarismo burocratico en Cuba Barquisimeto Bernhard Heidbreder biblioteca anarquista bicentenario bakunin bicicletas biciescuela urbana bienes comunes brutalidad policial Buenaventura Durruti Buenos Aires calentamiento global Cambiar el mundo sin tomar el poder Cambio Climático cambio social Campaña contra la Criminalización del Anarquismo capitalismo y medio ambiente caracas Carlos Crespo Carlos Crespo Flores Carmen García Guadilla Casa de la Mujer "Juana la Avanzadora" de Maracay Casa de la Mujer Juana la Avanzadora de Maracay Centro de Derechos Humanos UCAB chavismo y religiosidad popular chile ciberactivismo ciclismo urbano ciclo guerrilla urbana ciencia y tecnología en Venezuela Civetchi CNT Coalicion Anarquista y Libertaria de Porto Alegre Coalición Venezolana de Organizaciones LGBTI Colombia comercio de armas comic comics comida vegetariana Comitê Popular da Copa 2014 Comites de Defensa de la Revolución compra de armas concretera caracas concretera de chuao Concretera la carlota conflicto universitario conflicto yukpa consecuencias ambientales explotación petrolera en Venezuela contaminación ambiental contaminación PDVSA Cooperativismo cooptación de movimientos sociales cooptación medios alternativos Venezuela CORPOELEC Correo A coyuntura mexicana 2012 coyuntura venezolana 2010 coyuntura venezolana 2012 coyuntura venezolana 2013 coyuntura venezolana 2014 coyuntura venezolana 2015 coyuntura venezolana 2016 criminalización de la protesta en Colombia criminalización de la protesta en Venezuela Criminalización de los pueblos indígenas crisis agropecuaria en Venezuela crisis económica en Venezuela crisis economica venezuela crítica anarquista al marxismo crítica de izquierda al chavismo críticas de izquierda al madurismo críticas revolucionarias a Rafael Ramírez Cuba Libertaria Cuba Libertaria 22 Daniel Ortega Daniel Pinos deforestación delimitación de tierras indígenas demarcación de territorios indígenas demarcación de tierras en Venezuela deporte y anarquia deporte y capitalismo derecho a la manifestación derecho a la protesta desabastecimiento desaparecidos en Argentina desaparecidos en México desaparecidos en Venezuela desarrollo científico-tecnológico desencanto en el chavismo despidos injustificados detenciones difusión anarquista Douglas Bravo ecologismo ecologismo en Venezuela economía educación en Venezuela Ejército Venezolano Eliseo Reclus Emma Goldman endeudamiento Enfermedad Hugo Chávez equidad de género en Venezuela Erick Benítez Escritos de Domingo Alberto Rangel Espacio Público Estado y corrupción en Venezuela Estado y economía en Venezuela Esteban Emilio Mosonyi ética y práctica médica Europa Eva Golinger Evo Morales extractivismo EZLN falso socialismo Fanzine Exilio Interior FARC fascismo Federación Anarquista Centroamericana y Caribeña Federación Anarquista Centroamericana y del Caribe Federación Anarquista de México Federación Internacional de Derechos Humanos (FIDH) Felipe Pérez Martí Feria del libro anarquista Feria del Libro Independiente y Autogestionario Ferrominera Ferrominera Orinoco FIFA Filosofía Filosofía en la Ciudad Francisco Flaco Prada Frente Clasista Argimiro Gabaldón futbol brasil Gadafi Galsic Género Genocidio GLBIT Global Voices globalizacion en Venezuela golpe de Estado en Venezuela Grupo de Estudio y Trabajo Jesús Alberto Márquez Finol Guardia Nacional Bolivariana Guardianas de Chávez Gustavo Godoy Gustavo Rodríguez hacktivismo Heinz Dieterich Henrique Capriles hiperinflación Historia de Venezuela historia del anarquismo homicidios Homofobia Humano Derecho Humberto Decarli Humberto Márquez Humor ilustraciones imágen El Libertario indigenas ecuador indígenas en Argentina indígenas en Bolivia indígenas en Brasil indígenas en México indígenas en Perú indigenas en venezuela indígenas en Venezuela indígenas presos en Venezuela Indígenas Venezuela indìgenas y revolución bolivariana individualismo y anarquismo industria forestal en Chile industria petrolera inflación en Venezuela informática libertaria Informe situación indígenas en Venezuela Inseguridad Ciudadana en Venezuela Instituto de Prensa y Sociedad Venezuela Irak Iris Varela Isbel Díaz Torres Israel izquierda antiautoritaria en Cuba izquierda antichavista izquierda en Venezuela James C. Scott Javier Gárate John Holloway Jorell Meléndez Jorge Videla jornadas de diversidad sexual Jornadas Magonistas Jose Manuel Delmoral Jose María Korta José María Korta José Quintero Weir José Rafael López Padrino Juan Carlos La Rosa la Justicia y los Derechos Humanos Laura Vicente LEEME CARACAS legado del chavismo Lexys Rendón Ley Antiterrorista Liber Forti Líber Forti liberacion animal liberación animal liberación humana libertad a los presos anarquistas libertad Bernhard Heidbreder libertad de expresión libertad de expresión en Venezuela libertad para detenidos en Lulea los Salarios y los Sindicatos lucha indígena en Colombia lucha indígena en Venezuela lucha revolucionaria lucha socio-ambiental luchas ambientales Venezuela luchas de los pueblos indígenas luchas de los trabajadores luchas de los trabajadores Venezuela luchas de mujeres luchas estudiantiles luchas indígenas en Venezuela luchas obreras luchas populares en Venezuela luciano pitronello Luis Carlos Díaz Luis Fuenmayor Toro Luis Rafael Escobar Ugas Luis Reyes Reyes Madres de Plaza de Mayo Madrid madurismo maestros manifestaciones manifestaciones en Venezuela manipulación mediática manipulación religiosa Manuales Manuel Castells Marc Saint-Upéry Marcela Masperó Marea Socialista María Esperanza Hermida Mario Antonio López mario gonzalez masa crítica Masacre de Cantaura Masacre de El Amparo Masacre de Haximú Masacre de Loma de León Masacre de Monte Oscuro masacre de San Vicente Masacre de Uribana medio ambiente medios comunitarios y alternativos de Venezuela medios de transporte alternativos megaminería Mercosur Mérida Mijaíl Martínez minería mineria en Venezuela minería en Venezuela Misiones Sociales MOC movilizacion en la planta muerte de neonatos en Venezuela mujeres anarquistas Mujeres Libres Mundial de Fútbol 2014 narcotráfico neoliberalismo Nicaragua nicolas maduro Nicolás Maduro Niñas y Adolescentes no a la concretera no a la extradicion de Bernhard Heidbreder no a las corridas de toros Nu-Sol objeción de conciencia Observatorio Venezolano de Conflictividad Social Occupy Wall Street Octavio Alberola organizacion nelson garrido Organización Nelson Garrido Origen de las Fuerzas Armadas en Venezuela Orlando Chirino Pablo Hernández Parra Paquete económico paramilitarismo paro universitario Parque Verde La Carlota patriarcado patriotismo Pedro Pablo Peñaloza Pelao Carvallo pelea de almohadas periódico anarquista Periódico Apoyo Mutuo periodico Bandera Negra periódico CNT Periódico El Amanecer Periódico El Libertario periódicos petróleo venezolano Picnic urbano poder y política en Latinoamérica poder y política en Venezuela poesía libertaria polarización en Venezuela Policía Nacional Bolivariana policías corruptos en Venezuela práctica anarquista prensa anarquista preso anarquista presos anarquistas presos políticos en Venezuela prision venezuela prisiones en venezuela proceso bolivariano producción agrícola protesta creativa protesta pacífica protestas contra el Mundial 2014 protestas en venezuela proyecto de reforma de la Ley de Conscripción y Alistamiento Militar pueblos originarios pugnas internas del chavismo Punk Latinoamericano punk veneziuela Quiteria Franco Rafael Ramírez Rafael Uzcátegui Raisa Urribarri Ramón Álvarez Ramón Carrizales Ramón Rodríguez Chacín Raúl Zibechi rebelion en venezuela recursos Red Latinoamericana Antimilitarista red Observatorio Crítico Red por los Derechos Humanos de Niños Red Protagónica Observatorio Crítico (OC) de la Revolución Cubana Regeneración Radio relaciones Cuba-EE.UU. relaciones de Venezuela con China relaciones de Venezuela con Colombia relaciones de Venezuela con Cuba relaciones de Venezuela con U$A relaciones entre la banca y chávez represión represión antianarquista represión en Colombia Represión en Cuba represion en Venezuela represión en Venezuela represión policial represion policial en Venezuela Repsol YPF resistencia indígena resistencia venezuela revista AL MARGEN revolución bolivariana Revolución ciudadana robert serra Roberto Yépez Rodolfo Montes de Oca Rodolfo Rico Roger Cordero Lara Rubén González Rubèn González Rusia Sacudón salario en venezuela salario mínimo en Venezuela San Cristóbal sanciones sancocho Santiago de Chile secuestro seguridad industrial semana pro presos anarquistas 2014 Servicio Militar Obligatorio sexismo sexualidad libre sicariato Sidor Sierra de Perijá Simón Rodríguez Porras sindicalismo situación agraria latinoamericana situación de la salud situación de los trabajadores en Venezuela situación del periodismo en Venezuela situación del sindicalismo en Argentina situación del sindicalismo en Venezuela situación político-social en Brasil situación político-social en la península ibérica situación político-social mexicana situación venezolana situation in Venezuela 2014 soberanía alimentaria en Venezuela Soberanía energética bolivariana Sociedad Homo et Natura Sociedad Homoetnatura Sofía Comuniello Sofía Esteves software libre solidaridad con Cuba Subcomandante Marcos Taller Libertario Alfredo López Tamoa Calzadilla Tarek William Saab tercerización en Venezuela terrorismo terrorismo cotidiano terrorismo de Estado en Colombia Testimonio represión Testimonios de la revolución cubana Todo por Hacer toma yukpa del TSJ Tomás Ibáñez torturas en Venezuela totalitarismo Trabajadores de la Chrysler trabajadores del Estado trabajadores en Argentina Transexuales Transfobia Transformando información en acción transición transnacionales chinas Transparencia Venezuela Transportes Camila Trasnacionales Tribunal Supremo de Justicia turquia Turquía tweets anarquistas Twitter UBV UCV ULA UNETE UNEY universidad central de venezuela Uribana Uruguay utopía Valles del Tuy Vaticano vegetarianismo Venevisión venezuela Venezuela bolivariana Venezuela protests in February 2014 Víctor Muñoz vidas anarquistas viento sin fronteras vigilia frente al TSJ violaciones a los derechos humanos violencia contra la mujer violencia contra niños Vivienda Vladimir Aguilar Williams Sanguino Wladimir Pérez Yaracuy Yendri Sánchez Zaida García Zapatistas Zara zona temporalmente autónoma Zulia